Las poesías del café – Temporada 2013

¡SIENTES! (Poema a Maria Pilar Oliden)


Has caído en tu propio olvido,
tu identidad desconoces.
Has dejado de recordar tus recuerdos más precisos
De la vida, no eres consciente
Quisiera creer que no te interesa,
que de ella te escondes voluntariamente
Quisiera que el Alzheimer no fuera el gobernante de tu mente
Que de ese gran olvido algún día volvieras,
que fueras capaz de mirarme…
de decirme lo que piensas
Más aunque no recuerdes… !sientes!
De mis manos, tu piel recibe mil caricias
Aunque no recuerdes… !aún vives!
Por eso puedes sentirlas
y no eres indiferente al sol,
que a última hora de la tarde tu dulce rostro acaricia
Sientes su leve calor
Un calor que no te abrasa y cálidamente te mima.


Autor: Ramón Álvarez Jiménez
05/12/2013


¿DÓNDE ESTÁS? ¿POR DÓNDE ANDAS?


Siento un dolor tan grande
que me desgarra el alma
cuando te veo, en tu mundo
donde solo tú andas
Tan cerca de mí estás
y no siento tu mirada
tan lejos a la vez
que no conozco tus palabras.
Esa inquietud, ese miedo,
ese volver a la infancia
¿Dónde fueron a parar
tú fuerza, tu coraje,
tu alegría ¿por qué no te enfadas?
Buscando sin descansar
buscando sin encontrarte.


Autor: Nani Sánchez
21/11/2013


NO DESCANSA LA MEMORIA


No descansa la memoria
en cálidas sábanas de lino,
solo se nutre de los espasmos
que la felicidad y el dolor
le han dejado cosidos
Luego viene el olvido
vestido de pelos blancos
y va limpiando del recuerdo
todo lo que representamos
y todo rastro de lo que fuimos
¿Quién soy yo?
¿Quienes mis amigos?.,
…si ya no recuerdo quien soy
ni reconozco a mis hijos
¡Soy la nada en el mundo de los vivos!


Autor: Afa Torrenueva
07/11/2013


NO DIGAIS QUE NO RECUERDA


No digáis que no recuerda
ni mi nombre ni mi voz,
ni las canciones tan bellas
que tantas veces me cantó
Le hablo y no se da cuenta
que se rompió mi corazón,
al no encontrar la respuesta
que busqué en la explicación
Quisiera que llegue el día
que tu mente se despierte,
y me digas con alegría
que te acuerdas de repente
Porque tú eres mi madre
y no quisiera que lo olvides,
que tu amor es incomparable
y mi dolor irresistible
¡No me olvides madre mía!
Y recuerda que te quiero,
aunque no tengas memoria
para mi eres lo primero
Quiero dedicarte madre
todo el calor de mis versos,
por ser la estrella más grande
que da luz a mi universo.


Autora: Antonia Navarrete Lebrato
24/11/2013


Y TÚ QUIÉN ERES


¿Y tú quién eres?
¿Qué haces aquí hoy?
¿Por qué me miras
si no sabes quién soy?
¿Y tú quién eres?
¿Por qué me besas?
¡Dime a que viniste!
que yo aún no lo sé
¿De qué me hablas?
¿Y tú quién eres?
Me coges las manos
¡y dices que me quieres!
¿En que estás pensando?
¡Veo tu mirada ausente!
yo te estoy hablando,
creo que no me entiendes
¿Por qué estas llorando?
Yo te veo muy triste.
¡No sé qué ha pasado
ni sé que decirte!
¡HIJA! Que duro es!
saber que me hablas,
y no poder recordarte
porque la memoria me falla.


Autora: Antonia Navarrete Lebrato
10/10/2013


UN GRITO AL CIELO


Van los sueños venciendo la memoria
de este anciano postrado en el olvido
que intenta recordar su propia historia
Más no es fácil retornar lo que se ha ido
al pozo sin luz del inconsciente
como un tiempo que jamás fuera vivido
Se hunde hasta la nada de su mente
bajo una piel curtida y arrugada,
y una mirada terriblemente ausente
Como una foto vacía y enlutada,
se hace negrura el color de tanta vida,
en mala hora perdida y olvidada
Elevas con tu mano envejecida,
en un gesto acusador ¿contra qué cielo?,
la pena silenciosa que en ti anida
Y buscas ya, sin norte y sin consuelo,
como un ciego entre las sombras del pasado,
la inexplicable razón a tanto duelo
Ahora que tu voz ya se ha quebrado,
ahora que tu boca balbucea,
ahora que tu espalda se ha encorvado
¿No existe un Dios conmovido que te vea
y en un milagroso gritar, caiga tu velo,
resuelva en luz la oscuridad que te rodea?
Que vuelva al polvo lo que es polvo del suelo,
que el barro vuelva a sustanciarse con la tierra,
que jueguen Dios y Satanás su propia guerra
más, que grite el hombre y calle al fin la voz del Cielo.


Autor: Fortu Bitán Bitán
19/09/2013


ALZHEIMER


Pasaré por ustedes como una brisa,
una de esas que muera donde el mar
silencia su tempestad
Moriré de sus recuerdos
como mariposas, aquellas que viven
pocos instantes y nada más
Dejaré de ser parte de sus vidas
cuando mis alas crezcan y mis memorias vacías
ya no los clamen más
Les recordaré por un instante eterno,
el cual perecerá al tiempo
que mis ojos despierten al cielo inmenso
y las bancas alegrías vividas
desaparezcan al momento
Cuando las fotos se ajen de viejas
o sean simples flores de papel,
y en mi mente ya no encuentre nada,
solo un lienzo blanco y yo sin pincel,
habré olvidado sus nombres
y no les miento si les digo que mi vida también.


Autor: Ment-Enferma
13/06/2013


ALZHEIMER


Sentí la sorpresa del olvido,
tuve aquel abandono del recuerdo,
vi que se alejaba cuanto he querido
y grité haciendo eco en el silencio
Sentí perderme en el vacío,
en lo más oscuro de lo incierto,
como la certeza de estar muriendo
con el terror de quedarme vivo
Sentí el impulso de salir corriendo
porque sentía que había partido,
soñé con desespero no estar vivo
en el despertar del desacierto
Sentí el deseo de llorar contigo
y llevarte por siempre en mi pecho,
despedirme de todo lo querido…
amado, vivido y hecho.


Autor: Beto Aveiga
30/05/2013


DESPERTAR A LA LUNA


Tu ausencia en esta noche, madre, es arroyo sin montañas,
una voz dulce de maestra, una caricia anhelada
Tu ausencia en esta noche, es un reloj de madera,
una sombrilla vacía, dulce canción de escuela;
Si escribiese plenitudes, en lugar de carencias;
si tu memoria bastara para escapar de esta demencia;
pero ya ves, madre, soy un poeta más persiguiendo la tristeza,
reabriendo viejas heridas, dibujando la muerte en cada poema…
Cada golpe que recibo es un verso por escribir,
una llaga por curar, otro anhelo que cumplir,
aun así, busco aquí el verso inútil que justifica la vida,
el oculto silencio, las renuncias conocidas…
Si la muerte trae miseria, ¿A qué indagar en sus entrañas?
¿Por qué pensar que unas palabras han de valer lo que aún nos queda?
Hoy, subastan los recuerdos, sin haberme preguntado,
cuatro grises empleados con corbatas de gusano;
y un extraño en el ropero, va pujando por llevarse,
mi uniforme de primaria, algún abrazo no dado;
Mientras me roban el mundo, la voz de tu fantasma,
oculta en los rincones, disimulando esperanza,
me susurra los espacios que no serán llenados,
las voces que se han ido, los rostros olvidados…
Tu ausencia en esta noche, es un niño arrepentido,
soledad sin caretas, hospitales vacíos;
Tu ausencia es más que nunca, madre, albañil de mis murallas,
un arrullo dormido… otra isla en el alma…


Autor: Fabricio N. Fornero
16/05/2013


POR SER EL BASTÓN


Por ser el bastón
donde puedo apoyarme,
gracias de corazón
por quitar mi hambre
Por quitar el llanto
de toda mi nostalgia,
y ser mi gran bálsamo
con toda tu fragancia
Por ser la gran estrella
que me da su alegría,
por ser mi gran doncella
y darme tu fantasía
Gracias por tu bondad
y dedicar tu tiempo,
lleno de generosidad
evitando mi sufrimiento
Aunque no te llame
vienes a mi encuentro,
me dices que me quieres
aunque yo no lo recuerdo
Tú me coges las manos
yo te miro en silencio,
y sé que tus cuidados
son mi gran privilegio.


Autora: Antonia Navarrete Lebrato
02/05/2013


“EL PADRE SE HA QUEDADO NIÑO”


El padre se ha quedado niño,
débil. Casi un soplo, un aire
puede tirarle al suelo. Ahora
sus huesos son arcilla frágil
o tallos de cristal. Se queda
parado y nos pregunta por las
cosas más entrañables, como
si no las conociera. Niño
se me ha quedado el padre. ¿Pero
quién riñe al padre, quién le deja
sin postre o de rodillas? Llora
a veces como yo lloraba
entonces en sus brazos. Y no
puedo acunarle yo en los míos,
tal él a mí. ¿Cómo se dice:
que viene el coco, padre, ea,
que no resulte monstruosa
farsa? Estoy junto a la orilla
de este niño que ya no llega
a hombre, que no entiende nada
más que su soledad, su frío,
siempre su frío, aun en agosto
Ya no recoge mi palabra,
perdida por un aire ambiguo
¡Cercada soledad! ¿Es éste,
lejano, que se apaga como
se muere un astro, torna opaco.


Autor: Ramón de Garciasol
11/04/2013


ALZHEIMER


Traen las vidas que envejecen,
sueños tan largos;
aciago que precipita al olvido,
pensamientos que divagan;
entre estallidos de ira,
y duermen en la añoranza
Pintan historias difusas
miradas; que se pierden por momentos.
Vuelan las ideas,
por la ventana de la confusión
En la agonía ensombrecida
¡Que oscurece lo cotidiano!
!Despierta! a la sensibilidad de la música
A los colores, a la magia del sol
esmera tu pulcritud;
¡amígate con la risa!
Entremos a su mundo,
aislado y vacilante;
a traer los pensamientos
¡Con gráficos y amor!
Hablar con voz suave,
libros que acompañan para distraer;
cuentos para sentirse más amado
Serene su rostro,
así los nervios tirantes;
se refresquen en la ternura
¡De quien los cuida!


Autora: Catalina González
21/03/2013


UN POEMA


Hay momentos que se viven con la pena del recuerdo
Hay instantes que se olvidan con el paso del tiempo
Hay lecciones que se aprenden con la fuerza de lo eterno
Y yo me acuerdo, de tu nombre, tu pasado y tu silencio
Tú, simplemente te olvidas de quién has sido
Y de todo aquello que un día te dio sentido
Olvidar, quizás, es un gran regalo, un don divino
No un doloroso castigo
Imagino
Sin sentido, sin recuerdos, sin memoria,
ni aprendizajes a los que tristemente aferrarte,
sencillamente existes flotando en la pura inconsistencia
del misterio incoherente de la vida y del destino
Mas sintiendo y deviniendo con la esencia de los años,
sumergida en los puros sentimientos del amor, la inocencia
y del antaño
El recuerdo ya no es relevante
Eres
Tan sólo eres
Y eso es lo más importante.


Autor: Pablo A. Barreda
21/02/2013


POEMA ALZHEIMER 1


Yo no sé a dónde van
ni de dónde vienen,
sólo sé que pasan por mi mente
¿Será que no me escuchan?
¿Será que no comprenden?
Yo sé que están ahí,
aunque ninguno me comprende
Tal vez porque no me ven,
tal vez porque no me sienten
Yo veo muros que ellos no ven,
yo siento cosas que ellos no sienten
¿Será que mi familia no me ve?
¿Será que mi familia
no me escucha?
Ellos están ahí y no me ven,
ellos están ahí y no voltean,
parecen ignorarme;
Tal vez porque mi familia
ha dejado de creer,
tal vez porque me siente ausente.
Yo sigo pensando
que la vida permanece por ahí,
un poco escondida y a la deriva,
un poco loca y un poco niña,
pero siempre viva,
aunque con el corazón deshecho,
con el corazón vacío
Yo no sé de dónde vengo,
ni a dónde voy;
pero esa gente que me sigue,
que me cuida y me dice:
“Por aquí…” y “Por acá…”
¿Será que ellos también
habrán perdido el rumbo
y no saben a dónde ir?
¿Será que ellos también
están perdidos y recurren a mí?
Hoy la vida me ha enseñado que
no siempre gana el que tiene más
o el que cree saber lo verdadero,
ni el que tiene la razón
Gana el que tiene amor,
el que sabe dar,
el que comprende
al que no comprende
y el que no se olvida de aquel
que todo olvida.


Autor: Federico Ortiz Moreno
07/02/2013


ALZHEIMER


Desposeído estoy de cada herencia
que me legaron siglos de cultura,
desde mi internamiento en la angostura
desembocando en tal insuficiencia.
Nunca lo vi llegar, glacial ausencia
prolongándose en mí, gris tachadura
de rasgos y perfiles, apertura
a cámara de sombras, decadencia.
Al gran vacío aislándome la mente,
penetró cada nombre procedente
de mi entorno andariego y familiar.
Isla desierta soy, sin plan ni historia,
un agujero negro en la memoria,
un ritmo de sonámbulo al andar.


Autor: Francisco Álvarez Hidalgo
24/01/2013